Coordinación y dinamización del uso de tecnología para mejorar la fiabilidad del servicio

El registro automatizado de información permite hacer un buen seguimiento de la calidad producida (entregada). El objetivo principal de la renovación tecnológica es la mejora general de la calidad de los servicios y del sistema de transporte público en conjunto. Esta mejora debería extenderse a múltiples aspectos del servicio: información, planificación de servicios, velocidad comercial, coordinación, accesibilidad, simplicidad, seguridad, fiabilidad, etc.

Además de eficiencia, eficacia y efectividad, debe conseguirse que el transporte público sea susceptible de ser deseado por los clientes (actuales y potenciales), gestionando adecuadamente la información y la comunicación para orientar los aspectos emocionales (los que influyen en las decisiones pero no son fruto de una reflexión racional).

Algunos resultados de la utilización de tecnologías de la gestión de flotas constituyen evidencias físicas del servicio (información en tiempo real en vehículos y paradas,…) y contribuyen a orientar las percepciones y/o expectativas de los clientes. Otros resultados contribuyen directamente a mejorar la calidad producida: mejora en el cumplimiento de horarios/frecuencia, mejora en los tiempos de acceso, mejora en la gestión de incidencias, mejora en la homogeneidad del sistema,…

Para poder mejorar la calidad de los servicios prestados a los clientes, los operadores necesitan datos que les permitan gestionar los recursos propios y la información proporcionada a los clientes. La obtención y el análisis de datos no es una tarea sencilla, sobretodo a medida que aumenta la complejidad del sistema.

Los sistemas ofrecidos por Registel permiten a los operadores (y/o las autoridades del transporte) obtener mucha información sobre las pautas de movilidad de los clientes del transporte público y permiten centralizar información y datos para tomar mejores decisiones operativas, controlando muchos parámetros de las flotas en tiempo real. Además los clientes pueden ser informados de cualquier incidencia sin demoras y los conductores trabajan con mayor seguridad.

Fuente: Fragmento adaptado de Buenas prácticas y recomendaciones para la mejora de la satisfacción del cliente de transporte público de viajeros por carretera. Fundación Cetmo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *