LA CONDUCCIÓN EFICIENTE

La evolución tecnológica ocurrida a lo largo de los últimos años ha introducido importantes modificaciones destinadas a aumentar el rendimiento, rentabilidad y calidad del sistema de transporte.

La conducción eficiente de vehículos consiste en una serie de técnicas que, unidas a una adecuada actitud del conductor, dan lugar a un nuevo estilo de conducción que logra importantes ahorros de combustible y reducción de emisiones al medio ambiente, así como una mejora en la seguridad.

Estos logros se concretan en mejoras de distintos aspectos que se citan a continuación:

  • Ahorro de energía en el ámbito nacional.
  • Reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2).
  • Ahorro económico en las empresas de transporte.
  • Reducción de contaminación atmosférica.
  • Mejora del confort y disminución del estrés en la conducción.
  • Reducción del riesgo y gravedad de los accidentes.
  • Reducción de los costes de mantenimiento.

Como en todo proceso de aprendizaje, la experiencia es necesaria para alcanzar los objetivos deseados; así pues, una vez formado el conductor en las técnicas de la conducción eficiente, asimilará y perfeccionará las técnicas a través de su propia experiencia.

Principales reglas de la conducción eficiente

La conducción eficiente se podría resumir en las siguientes reglas:

  1. Conocimiento de las características del motor del vehículo: es de gran importancia el conocimiento por parte del conductor de los intervalos de revoluciones a los cuales el vehículo a conducir presenta el par máximo y la potencia máxima, así como de las curvas características propias del motor. En caso de no disponerse de los mismos, deben solicitarse al fabricante.
  2. Arranque del motor e inicio de marcha: arrancar el motor sin pisar el acelerador. colocar el disco-diagrama del tacógrafo e iniciar la marcha transcurrido un minuto (ya se tiene presión suficiente en los calderines).
  3. 1ª relación de marchas: utilizarla en el inicio de marcha sólo para poner en movimiento el vehículo, cambiando a los pocos metros recorridos a relaciones de marchas superiores. En los vehículos que presenten 1ª corta y 1ª larga, se utilizará la 1ª larga para el inicio de la marcha.
  4. Realización de los cambios de marchas: realizar los cambios de marchas en la zona de par máximo de revoluciones del motor, y solamente en condiciones de mayor exigencia se realizarán en regímenes de revoluciones cercanos a la zona de potencia máxima. Es importante que tras el cambio, el motor quede dentro de la zona de par máximo; es decir, dentro de la zona verde del cuentarrevoluciones.

En condiciones favorables, se cambiará aproximadamente:

  • Subiendo medias marchas, en torno a unas 1.400 r/min en motores grandes (de 10-12 litros).
  • Subiendo marchas enteras, a unas 1.600 revoluciones en motores de 10-12 litros y entre las 1.500 y 1.800 r/min en motores de menores cilindradas.

Realizar los cambios de forma rápida y acelerar tras la realización del cambio.

No se utilizará el doble embrague.

  1. Saltos de marchas: cuando se puedan llevar a cabo, se podrán saltar marchas, tanto en los procesos de aceleración, como en los de deceleración.
  2. Selección de la marcha de la circulación: procurar seleccionar la marcha que permita al motor funcionar en la parte baja del intervalo de revoluciones de par máximo. Esto se consigue circulando en las marchas más altas con el pedal acelerador pisado a las 3/4 partes de su recorrido. En cajas automáticas, se procurará que la caja sincronice la marcha más larga posible a través de la utilización del pedal acelerador. Esto tendría lugar aproximadamente:
  • En torno a unas 1.100 -1.300 r/min en motores grandes (10-12 litros).
  • Entre unas 1.200 -1.500 r/min en motores de menores cilindradas.
  1. Velocidad uniforme de circulación: intentar mantener una velocidad estable en la circulación evitando los acelerones y frenazos innecesarios. Aprovechar las inercias del vehículo.
  2. Deceleraciones: ante cualquier deceleración u obstáculo que presente la vía, se levantará el pie del pedal acelerador, dejando rodar el vehículo por su propia inercia con la marcha en la que se circula engranada. En estas condiciones el consumo de carburante del vehículo es nulo (hasta regímenes muy bajos de revoluciones cercanos al de ralentí). Utilizar en la mayor medida posible el freno motor y en la menor medida posible el freno de servicio.
  3. Paradas: en las paradas prolongadas (por encima de 2 minutos de duración), apagar el motor, salvo en los vehículos que dependan del continuo funcionamiento de su motor para el correcto uso de sus servicios auxiliares. En las detenciones, una vez aparcado el vehículo, ya se ha dado tiempo suficiente para que baje el turbo de revoluciones y se apagará el motor sin más dilación.
  4. Previsión y anticipación: prever las circunstancias del tráfico y, ante las mismas, anticipar las acciones a llevar a cabo. Dejar suficiente distancia de seguridad con el vehículo precedente acelerando un poco menos que el mismo para poder frenar luego en menor medida que éste. Controlar visualmente varios vehículos por delante del propio.
  5. Circunstancias exigentes: en la mayoría de las situaciones son aplicables las anteriores reglas, pero existen determinadas circunstancias en las que se requieren acciones específicas distintas para que la seguridad no se vea afectada.  En las circunstancias que se requiera, se acelerará el vehículo revolucionando su motor en mayor medida, realizando los cambios de marchas en el entorno del intervalo de revoluciones de potencia máxima.

Todas estas claves deberán aplicarse siempre que el vehículo esté adaptado a ellas y siempre que las circunstancias del tráfico lo permitan sin mermar la seguridad.

Registel a través de sus soluciones puede apoyarle en esta gestión aumentando su rentabilidad, optimizando la calidad del servicio y ampliando y mejorando su negocio.

Fuente: Fragmento adaptado de Guía para la Gestión del Combustible en las Flotas de Transporte por Carretera. Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.

 

6 Responses to “LA CONDUCCIÓN EFICIENTE

  • Cristian Zapata
    4 años ago

    Muy interesante!!!!!!
    Seria bueno llevarlo a la practica.

    • Juan Ibarbo
      4 años ago

      Los países industrializados lo hacen… Nosotros también podremos… Gracias por leer mis artículos…

  • Jose Fernando Gomez
    4 años ago

    Excelente publicación, todos los que conducimos deberíamos tener muy claro estas recomendaciones para proteger nuestras vidas y las de los demás. También es muy necesario este tipo de artículos para que los clientes puedan aprender de aspectos rutinarios que desconocemos. Muchas gracias.

    • Carlos Emerson Carrejo
      4 años ago

      Gracias por tus aportes José Fernando… Por participar en nuestros boletines con tus importantes comentarios, participarás también en la rifa de una tablet. Un saludo…

  • Excelente artículo. Información precisa y clara.
    http://www.pits.com.pe/

    • Gracias por tu aporte… Es una motivación más para continuar enriqueciendo este medio de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *