LOS NOMBRES DE LA EVASIÓN

Todos sabemos lo que ocurre, hay una gran evasión en el transporte público colectivo, por varios conceptos, y cada uno de ellos por situaciones bien definidas, para revisar este tema hemos sacado apartes del estudio Evasión de Transporte Publico realizado en Pereira y cuyo: Documento fue desarrollado bajo el amparo del convenio No. 002 suscrito entre la Asociación De Empresas Del Área Metropolitana Centro Occidente “ASEMTUR” y la Autoridad única del Área Metropolitana Centro Occidente, que nos muestra los nombres de la evasión, como ocurre y que refleja nuestra realidad del sector a nivel Nacional, sus nombres y conceptos no pudieron ser mejores, revisemos entonces 4 conceptos por lo que se determinan la evasión del transporte publico en Colombia.

  • No Paga No Registran: La presente modalidad se da cuando el usuario accede al servicio sin pagar por el mismo, ni registrar su acceso.
  • Pagan Menos y No Registran: Contempla el acceso no registrado de pasajeros con el pago parcial de la tarifa.
  • Paga Completo No Registra: Se da por el pago completo de la tarifa y el no registro de acceso al vehículo.
  • Pagan completo: Registran pero no se reportan.

Analicemos a la luz del estudio cuando ocurre la evasión en cada concepto, con sus nombres correspondientes:

1. NO PAGAN NO REGISTRAN

El fenómeno por el cual muchos usuarios abordan los vehículos y no pagan y no registran obedece a varios facto-res que son comunes a nivel de todas las empresas de transporte urbano, esto básicamente se refleja como un comportamiento cultural generado entre la industria y el usuario y, soportado en el comportamiento de los conductores y los pasajeros.

Una de las razones por las cuales se presenta la anomalía en un alto porcentaje, esta relacionado con el entorno de trabajo y el hogar de los conductores, ya que la gran mayoría de conductores, propietarios, empleados de las empresas y sus familias, viven cerca de la cobertura de los recorridos de las rutas y tienen destinos comunes a sus lugares de trabajo, por tanto, es usual verlos abordar los vehículos sin cancelar y bajo el soporte de ser parte de la comunidad generada por la industria misma, presentándose por lo tanto la aparición de esta anomalía en un porcentaje importante y representativo, se podría denominar entonces a esta modalidad “Evasión por Colegaje”.

Se presentan en algunos lugares, en especial los sectores ubicados cerca de los terminales principales, que se encuentran la gran mayoría de talleres y por tanto también muchos empleados de estos se desplazan en los vehículos con el consabido sistema de viajar gratis por tratarse de tener un vínculo indirecto que los une a la prestación del servicio, para el efecto, la denominaremos “Evasión por Actividad”.

En los sectores donde las empresas prestan su servicio, se han manejado buenas relaciones con las comunidades y por tanto hay personas de muy bajos recursos económicos que necesitan hacer recorridos cortos y les solicitan a los conductores que los lleven, pues el recorrido es cercano; por lo tanto, existe un número importante de viajes de cercanía que en la actualidad no se evidencian por efecto de esta circunstancia, y de donde podemos concluir que es esta una modalidad de “Evasión Comunitaria”.

Es común ver como los niños que estudian en las escuelas de los sectores de influencia de las diferentes rutas, se agolpan a la salida para pedirle a los conductores que los lleven, a lo que muchos acceden dadas las condiciones económicas de estos, este fenómeno se había venido atenuando en función de la cobertura generada por la gratuidad de la educación; pero se espera que en pocos días se reactive en vista del desmonte que planea la administración municipal, para el caso la denominaremos “Evasión Estudiantil”.

En los diferentes recorridos que efectúan nuestros conductores es común ver como proliferan los prestamistas (gota a gota) y personas que les venden mercancías a crédito a los conductores y su desplazamiento es permanente entre sectores como el río, carrera 5ª, y principalmente en los puntos de relojes de control, los cobradores de los prestamistas, de nuevo, se constituyen en un importante grupo de pasajeros que viajan a cero costo a expensas de la industria de transporte local y en ejercicio de sus funciones, la que denominaremos “Evasión por Intereses”.

Las damas de compañía o acompañantes son una de las razones que más tienen que ver con este problema ya que personas (llamados jocosamente “patos”) se la pasan de vehículo en vehículo; así mismo, una gran cantidad de jovencitas se ubican en diferentes lugares a esperar que los conductores las inviten a dar una vuelta, este tema, no solo se refleja en pérdida por la NO-RECEPCIÓN de los dineros, es factor de distracción y generador de siniestralidad, como además, contribuye a desfigurar los estándares de servicio generando barreras de comunicación entre el Conductor y el Pasajero al igual que distorsionando la imagen de la sana prestación del servicio, la que denominaremos, “Evasión Amorosa”.

Otra de las razones tiene que ver con los corredores de origen y destino de las rutas ya que hay sectores populares con problemáticas de delincuencia y drogadicción donde el conductor por temor a sufrir represalias permite que estos personajes viajen gratis, esto es; “Evasión por Intimidación”, tema que cada vez toma más fuerza, pues para la industria, es normal cuando no debiera serlo, recibir reportes de atracos diarios en los cuales no solo se ve comprometido el producido de la actividad, sino además la integridad física de los Conductores y la que se denominará “Evasión por Intimidación”.
Otro gran problema esta relacionado con la pasividad de los conductores para permitir el ingreso de vendedores ambulantes donde la gran mayoría de veces pagan con un dulce o un objeto de los que venden y cuando los con-ductores se niegan a llevarlos son victimas de insultos y algunas veces como ha sucedido de agresiones y atracos, y por obvias razones, la llamaremos “Evasión por Rebusque”.

2. PAGAN MENOS Y NO REGISTRAN

Al igual que el anterior, esta problemática tiene también varios factores que es importante analizar como:
El conductor ha permitido que esta problemática cobre cada día más fuerza de parte de los usuarios, pues al llevarlos por cuantía menor a la establecida como tarifa del pasaje representa economías para ellos, este hecho genera una “complicidad” pasajero/conductor que desfigura la realidad del servicio y contribuye a aumentar los niveles de evasión. Además de lo anterior, el conductor como soporte del NO registro de este hecho y del dinero que genera, envía a estos pasajeros a abordar la puerta trasera, tema que puede desencadenar siniestros y atracos; o lo que es peor, acude a la figura denominada en el argot del transporte colectivo como la “pate-gallina” (Semidesplazar la registradora evitando que cuente) quedándose en últimas el conductor con este dinero.

Los sectores donde se generan los orígenes y destinos de las diferentes rutas, así mismo como los recorridos tienen mucho que ver en esto, ya que siendo las familias numerosas y teniendo que dividir los pasajes para varios días y varias personas dadas las condiciones económicas, recurren a la fragmentación colectiva de la tarifa con el beneplácito de los Conductores, pues en últimas, este hecho se convierte en un importante generador de ingresos para éstos.

Los sitios cercanos a los despachos donde por lo general el usuario esta en contacto muy seguido con los conductores y donde se ha generado casi una familiaridad permite que se de permanentemente este hecho.

Los mismos sitios marginados han generado temor de los conductores para negarse a llevar usuarios por menos del pasaje y donde muchas veces son los mismos delincuentes quienes le solicitan al conductor llevar familiares de estos o amigos por menos del pasaje.
La población estudiantil a llegado a formar un caudal muy importante de usuarios que utilizan esta modalidad ya que los pasajes se los gastan en los colegios y adoptaron la costumbre de viajar de esta manera

Los fines de semana este fenómeno se vuelve mas constante ya que las empresas tienen menos control y en nuestras empresas se movilizan muchos usuarios los fines de semana a sitios de recreación y esparcimiento llevando consigo niños y a veces familias numerosas que buscan economizar dinero y aprovechan que al conductor le beneficia llevarlos por menos del pasaje.

Si bien estos dos tipos de evasión (los que no pagan y los que pagan menos), pueden llegar a desfigurar la realidad en función de lo particular de sus ocurrencias; y que además en gran medida reflejan una realidad socioeconómica de cualquier ciudad, es claro que nuestros conductores tienen una marcada responsabilidad e intencionalidad en la ocurrencia de los mismos, ya que ellos generan con su comportamiento su ocurrencia intencionada, en muchos casos se da como muestra de poder social al generar favores, ganar amistades y man-tener buenas relaciones con sus compañeros, en sus relaciones sentimentales maritales y extramaritales el vehículo se constituye en argumento de galanteo, turismo y en algunos caso hasta en herramienta de uso intimo para sostener relaciones sexuales; por último, en una marcada proporción para aumentar sus ingresos de manera desleal frente al propietario del vehículo y la empresa misma.

3. PAGAN COMPLETO Y NO REGISTRAN

Esta modalidad de evasión se ha convertido en uno de los grandes problemas a nivel industrial y, aterrizado en las diferentes empresas, se da con mayor énfasis en unas que en otras, además de las consabidas pérdidas económicas generadas, esta modalidad de evasión, como las demás anteriormente registradas no han permitido que se tengan datos reales de movimiento de pasajeros, haciendo que muchas veces una ruta sea considerada “dietética o mala” (con muy baja movilización, acorde al lenguaje popular de la industria), principalmente en los destinos mas lejanos donde la presencia operativa de las empresas se hace mas difícil y las condiciones culturales de sus habitantes usuarios del servicio permite que se genere un silencio cómplice ya sea por te-mor, por conveniencia, o porque se les hace indiferente la manera en que les permitan la subida al vehículo.

Algunos corredores por donde se desplazan algunas de las rutas, cubren plazas de mercado o centros comerciales, lo que facilita como argumentación lógica de la existencia del bulto o el costal, el hecho de permitir el abordaje del pasajero por la puerta trasera, esto, no solo del usuario que va cargado, sino también de quienes lo acompañan.

En sectores marginados, es común y de manera premeditada, ver como un número importante de conductores permanece con la puerta trasera abierta, cerrando además la puerta delantera induciendo a generar la cultura de manera obligada, así el usuario termina de manera involuntaria pero generada abordando el vehículo por la puerta trasera.

El fenómeno de los acompañantes o ayudantes al interior de los vehículos, es uno de los factores primordiales de soporte para que el conductor consolide sus artimañas, pues es el ayudante el que incita a los usuarios para aborden el vehículo por la puerta trasera, o en el semidesplazamiento de la registradora (llámese, PATE GALLI-NA), consolidando así esta modalidad de evasión ya no en solitario, sino acompañado de un facilitador al interior del vehículo.

Otra de las razones tiene que ver con la cultura del dinero que manejan los conductores, ya que es común ver en los recorridos del servicio urbano la proliferación de prestamistas y vendedores de mercancías para pago diario, donde algunos de ellos pagan mucho mas dinero del que ganan teniendo por esta causa que buscar los sitios de menos vigilancia para subir por la puerta trasera a los usuarios con el ánimo de compensar su desequilibrio financiero, pues el manejo de efectivo genera una “falsa sensación de riqueza” que los motiva a contraer deudas en mayor proporción a sus capacidades de endeudamiento convirtiéndose este hecho en uno de los grandes motivadores del robo continuado tipificado en las diferentes modalidades de evasión que en el presente documento se analizan. Al respecto, igualmen-te se hace preocupante el incremento en consumo de narcóticos, gene-rando endeudamiento para su adquisición, tema que se ha venido detectan-do con aumento marcado en las últimas épocas.

4. PAGAN COMPLETO, REGISTRAN, PERO NO SE REPORTAN

Esta es una de las modalidades más finas de evasión, a través de ella, los Conductores en función de los niveles de confianza entregados de parte de las empresas y/o de los propietarios de los vehículos, dan inicio a un proceso de robo continuado a través del cual de manera inicial van arrastrando un número de importante de pasajeros NO REPORTADO, como lo logran?, se logra soportados en los bajos niveles de control en cuanto no se les hace un verdadero y serio seguimiento a la numeración de la registradora o por que existen formas de “cuadrar” la registradora para que de cada número determinado de pasajeros registrados salten en un dígito, esto, ya sea de a 10 en 10 o de a 100 en 100, etc.; así, cada que se llegue a acumular una década o una centena, se acumula un número de pasajeros a su favor que dejan de ser reportados.

En casos extremos, se conoce de conductores, que horas nocturnas y con el ánimo de generar el cuadre de los niveles de evasión que vienen arrastrando, se dedican a dar vueltas a la registradora mecánica hasta hacerla llegar al tope de su numeración y volver al supuesto número reportado a la empresa o propietario del vehículo. En este sentido otra modalidad que se tiene es la del arreglo de la registradora mediante la ubicación de elementos (nylon, alambre, etc.) conectados desde el numerador, pudiendo ser manipulados desde alguno de los elementos del vehículo (embrague, freno, luces, etc.) Así mismo, con la instalación de un alambre caliente en la tapa de la registradora se neutraliza uno de los numeradores.

Como observaron de acuerdo al estudio la evasión tiene muchos nombres, muchas connotación y una gran consecuencia “Menos Productividad de nuestros vehículos”, y se hace necesario tener mecanismos de control que permita recuperar esa evasión, en el mismo estudio se hace una reflexión al respecto…

“En función de la dinámica e interés de evolución para la industria transportadora, se constituyen en labores de primordial importancia tanto el seguimiento y control de la operación, como la generación de nuevos proyectos o ideas de desarrollo. Frente al tema el fenómeno de evasión conocido como “la omisión de pago por los pasajeros transportados, en responsabilidad del conductor”, en sus diferentes modos, es un problema que no solo afecta la productividad del gremio, sino también que alcanza connotaciones culturales y de calidad y seguridad del servicio”.

El estudio también llega a sus conclusiones:

5. QUE DEBE HACERSE PARA EVITAR ESTE FENÓMENO; CUALES SON LAS EVIDENTES SOLUCIONES?

Cuantificar, además de cualificar es menester de ASEMTUR, esto, para entender la verdadera dimensión de esta problemática; pues los niveles de evasión representados en dinero arrojan escandalosas cifras que motivan de manera seria a la industria local aliada, a tomar decisiones que de tajo y con un real impacto trasciendan a eliminar tan compleja realidad, pues como se pudo observar en el anterior numeral, el problema trasciende de lo económico, a lo social y pasa por lo cultural; de ahí, que las aplicaciones que se hagan al respecto deben dar un vuelco total que no permita como se ha venido dando en el tiempo, que se terminen implementando correctivos que se queden cortos.

Es claro entonces que solo a través de un sistema de recaudo efectivo con unos sistemas de conteo y monitoreo adecuados se podrán corregir en gran medida las causas estructurales de este fenómeno.

Adicionalmente a lo anterior, se deben empezar a tratar estos temas con una mayor profundidad ahondando con soporte educacional buscando una real transformación de actitud, sobre todo, se debe hacer énfasis en las consecuencias que se pueden presentar para los infractores dentro de las estructuras empresariales y generando amplia conciencia a través de las capacitaciones dictadas por las empresas y en especial en los cursos que se dictan en asocio con el SENA y demás entidades.

2 Responses to “LOS NOMBRES DE LA EVASIÓN

  • Juan Carlos Prieto
    4 años ago

    Ojala todas las empresas se organisen y entiendan para darle al usuario un servicio digno, continuar generando empleo y aumentando las ganancias de todos.

    • Apreciado Juan Carlos… Muchas gracias por tus comentarios… Este es el trabajo que vengo haciendo hace más de quince años, pero créeme que no ha sido fácil… Mis colegas del transporte se niegan a transformarse… De acuerdo con mis estudios, encuentro que gran parte de Ellos es por que no saben el COMO HACERLO. Por ello, estoy direccionando los aportes a mi blog en este sentido y mostrarles la forma de hacerlo ELLOS MISMOS o a través de terceros como REGISTEL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *